jueves, 29 de octubre de 2009

La Virgen de la Candelaria en Ayaviri


ORIGEN DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA EN AYAVIRI

El origen de la Virgen de Candelaria, se remonta al año de 1934, donde por circunstancias desconocidas, la capilla de San Juan Bautista de Puno, se había incendiado, aposento donde se encontraba la Virgen de la Candelaria, al suscitarse esta desgracia, la Santa imagen, lleno de enojos, se encaminó hacia el Norte en busca de una nueva residencia, vestía con ropa negra y en un brazo acogía a su niño. En un alegre atardecer llegó cerca de la localidad de Ayaviri, alojándose en la cabaña de la familia Félix Mayta, que por entonces pertenecía a la parcialidad de Umasuyo Alto, afirma la tradición que la virgen había solicitado algunas hojas de coca y desde entonces se acostumbra el tradicional K’intusqa en el cerro Kolqueparque con motivo de su festividad, la virgen tuvo buena acogida y en reciprocidad esta familia ayavireña recibió bendiciones para sus animales multiplicándose sorpresivamente.
Posteriormente la Virgen de la Candelaria prosiguió caminando y muy cerca del pueblo de Ayaviri, se le acercó un criado de la familia Manuel Zapana y con una voz bondadosa la madre de Dios le dijo: ”Llamad a tus padres y diles que traigan una vela", el niño corrió apresuradamente a comunicar a sus padres, pero lamentablemente no le creyeron, inmediatamente el niño regresó a su rebaño, y sólo encontró a sus ovejas como si alguien los hubiera cuidado. María Santísima continuó caminando dirigiéndose al cerro Kolqueparque y siendo vista por varios pastorcitos que pastaban sus rebaños. Por entonces los pobladores de la Comunidad de Umasuyo sembraban sus chacras, en esas circunstancias Angela Mamani Huallpa, una adolescente que se encontraba descansando después de desyerbar la chacra de su padre, en forma sorpresiva vio a una señora que llevaba en sus brazos a su hijo, que resplandecía su presencia con colores vivos, era la Virgen quién le dijo: “Avisa lo que has visto a tus padres, autoridades, párroco y pueblo en general”, la joven llena de alegría corrió donde sus progenitores para darles a conocer, después de enterarse, se dirigieron al lugar y se dieron con la sorpresa de no encontrarla, sólo quedaron asombrados, que la imagen de la Virgen había quedado estampada en la roca, lo que sucedió fue un milagro, la gente del pueblo se enteró de la buena noticia, el párroco Ricalde al saber de dicho milagro dio oídos sordos y siendo incrédulo tropezó con una piedra, lastimándose la lengua.
Los padres de Angela Mamani, se fueron a Puno para dar la noticia, quienes enviaron al sacerdote José Huillca para celebrar la primera Misa, tanta fue la devoción de la familia Mamani Huallpa, que llegaron a proteger dicha aparición en un toldo. Con el transcurrir de los años se acentuó la devoción, por que venían a venerarla desde lugares lejanos como Juliaca, Azángaro, Huancané, Sicuani, Bolivia, etc. La familia Mamani Huallpa que había sido elegida por la Virgen de la Candelaria para su revelación, llegaron a ser devotos de su festividad por varios años, ellos mismos fueron los que construyeron una pequeña capilla. Como crecía el fervor religioso ante la imagen de la Virgen de la Candelaria, un grupo de devotos conformados por Vicente Quispe, Víctor Bravo, cada una con sus respectivas esposas, así como la Sra. Guillermina Huallpa Vda. de Mamani encabezaron todo un movimiento por que la imagen estampada en la roca fuese trasladada al otro lado del Cerro Kolqueparque, donde actualmente se encuentra, en ese año fue devoto el Sr. Víctor Quispe y Sra. y como era de ocupación picapedrero, lo acompañaron varios amigos de la misma ocupación y muchos devotos realizaron la tarea de traslado, mientras tanto el pueblo en señal de fe trasladaron en llamas, adobes, palos, paja, construyéndose la actual capilla que alberga la roca donde está estampada la milagrosa Virgen de la Candelaria.
La fiesta del Cerro, como así se llamaba a la fiesta de la Virgen de la Candelaria el 24 de Enero de cada año.

EL TRASLADO DE LA VIRGEN DE LA CANDELARIA DE AYRAMPUNI A KELLOQ’AQ’APATA
El pueblo ayavireño comprendiendo que el peñón donde se encontraba impregnado la imagen de la Virgen, se hallaba alejada y solitaria de la población, sus devotos se encargaron del traslado de la Virgen, para ello un grupo de picapedreros ayavireños tuvieron que cortar los contornos de la piedra dándole la forma rectangular, luego amarraron dicho bloque con lazos haciéndole rodar sobre trozos de eucalipto. Este traslado duró durante todo un día, hasta llevarlo al lugar denominado KELLOQ’AQ’APATA, donde actualmente se encuentra. En un comienzo construyeron una Capilla hecho de adobe, con techo de paja, en cuyo interior se encontraba el bloque de piedra donde se hallaba impregnado la imagen de la Virgen de la Candelaria.
Según indagaciones a varias persona antiguas de la ciudad de Ayaviri afirman que permaneció intacta conforme apareció por espacio de cuatro décadas aproximadamente sin retocar. Por el año 1971, el pintor ayavireño FRANCISCO GOYZUETA, ex Profesor de Educación Primaria, fue quién hizo los retoques de la Virgen de la Candelaria en la misma piedra, y que hasta la actualidad se conserva. Muchos de preguntaban porque realizó estos retoques. Esto se debe a que dichos rasgos con que había aparecido, con el tiempo se estaba perdiendo esta imagen, y para darle cierta claridad, Goyzueta desinteresadamente contribuyó con su pincel, dándole cierta notoriedad.
Desde que se trasladó la Virgen a Kelloq’aq’apata, desapareció poco a poco la presencia de las danzas de las comunidades y parcialidades aledañas al pueblo de Ayaviri. Desde las décadas posteriores al año 1950, la fiesta de la Virgen de la Candelaria en Ayaviri, tomó interés de parte de los dirigentes católicos de la localidad de Ayaviri, quienes le dieron un contorno más organizativo y que ha llegado hasta muestro días.

PIEDRA MILAGROSA
El peñón donde se encontró la imagen de la Virgen de la Candelaria, se ubica a espaldas del Cerro Kolqueparque, en un lugar inaccesible, siendo los devotos los que construyeron una pequeña plataforma, para que pudieran visitarla con mayor holgura sus creyentes. Es importante precisar lo sucedido por la jovencita llamada Angela Mamani Huallpa, quién fue la primera que tocó con los dedos la peña donde observó de cerca la imagen de la Virgen, y asustada se dio con la sorpresa atónita que llegó atraerla como imán, pasándole cierta electricidad, inmediatamente dio ha conocer a su madre que se encontraba cerca trabajando en el aporque de su chacra. Este fue el primer milagro patético de esta imagen sagrada.
El peñón en referencia era de tamaño grande, y se afirma a través de la tradición oral, que en los primeros años después de su aparición, los devotos que visitaban, todos ellos iban con las ansias de tocar con sus dedos la imagen que se encontraba impregnada en la piedra, creían que les echaba bendiciones y les curaba de los males que adolecían. este milagro poco a poco se ha ido propagando en sus alrededores y en toda la población de Ayaviri. En un principio esta imagen que se encontraba en la peña, pensaron que era la Virgen de Alta Gracia, pero observándolo de muy cerca, tenía las características propias de la Virgen de la Candelaria, y desde entonces se le festeja cada 24 de Enero de todos los años. Así permaneció aproximadamente por un tiempo de dos décadas, lapso durante el cual los moradores de la comunidad campesina de Umasuyo pueblo se encargaron de cuidarla pr turnos todas las noches, en vista que cada vez que los devotos llegaban a venerarla dejaban sus óbolos o aportes en dinero que se depositaban en una alcancía.

Extractada de Monografía de Ayaviri realizada por los docentes del Glorioso colegio Mariano Melgar

No hay comentarios:

Publicar un comentario